Sifup: no habrá fútbol en Chile hasta que no haya garantías

Luego de la asamblea extraordinaria del martes en la noche, donde concurrieron más de 70 futbolistas, participando 40 de los 43 capitanes y delegados de los clubes del fútbol profesional, el Sindicato de Futbolistas Profesionales de Chile emitió el siguiente comunicado:

Tras un largo debate de ideas y con todas las posturas sobre la mesa, los futbolistas de Chile manifestaron y consensuaron, por amplia mayoría, “proteger la integridad de los deportistas, trabajadores e hinchas de nuestra actividad, que a la luz de los acontecimientos que vive Chile, no está bajo resguardo”. Por esta razón y apelando también a la conciencia social de un pueblo que lucha por válidas demandas sociales, los sociados a Sifup decidieron no disputar competencia alguna mientras no existan las garantías de seguridad para TODOS los que participan de este espectáculo.

Los futbolistas tomaron una decisión consciente, democrática, amplia, soberana y consecuente a la realidad de Chile. No estamos en guerra con nadie, tampoco en paro, ni hay un petitorio a cambio de revertir nuestra postura. Por su parte, en el Consejo de Presidentes, las autoridades llegaron a la misma sentencia, lo que quedó evidenciado en la votación realizada para terminar o continuar los torneos: sólo 8 clubes a favor de continuar y 27 clubes por terminar, pero lamentablemente por temas formales (falta de quórum) la decisión mayoritaria no prosperó. Así las cosas, el sentido común y la empatía dominaron cualquier decisión.

Hasta la fecha, y antes de comprobar que en La Florida (La Calera vs D. Iquique) no existieron las garantías mínimas para el normal desarrollo de un partido, donde se expusieron vidas no sólo de jugadores sino de trabajadores, niños y sus familias, los futbolistas estuvieron siempre disponibles para reanudar la competencia. Los argumentos fueron: la necesidad de volver a trabajar, tal como lo han hecho paulatinamente todos los ciudadanos de Chile, en la medida de lo posible. 

El comunicado indica asimismo que ser conscientes y responsables del momento también es labor no sólo de los jugadores, sino de todos los actores que deben resolver la crisis de Chile. 

En el último punto Sifup expresa su disponibilidad para dialogar con todos; en cualquier instancia.