Acolfutpro protesta pacíficamente en busca de una solución a sus reclamos

Ante la negativa de la Dimayor para dialogar con Acolfutpro, el fin de semana los futbolistas profesionales colombianos organizaron una singular e inteligente protesta. Los jugadores permitieron que empezaran los partidos, pero se hicieron sentir, de manera pacífica y sin romper las reglas, para que el país se fije en sus peticiones. En el partido entre Barranquilla FC y Pereira, los jugadores se sentaron en el piso. Tigres y Boyacá Chicó también quemaron un poco de tiempo al arrancar y así en diferentes escenarios de la fecha disputada el fin de semana en territorio colombiano.

Ante este acto, sin embargo, la respuesta fue la censura y la amenaza. La empresa de TV Win Sports quitó de sus transmisiones esos momentos, no permitiendo que los aficionados se enteren de lo que está ocurriendo. Además, la Dimayor emitió un comunicado donde su presidente, Jorge Enrique Vélez, “se permite informar que pondrá en conocimiento del Comité Disciplinario del Campeonato los hechos irregulares ocurridos durante la fecha 15 de la Liga II-2019 y fecha 14 del Torneo II-2019, que interrumpieron el desarrollo normal de los partidos”, por lo que podrán tomar “consecuencias jurídicas y económicas correspondientes”

Entre otras cosas, Acolfutpro pide participar en la elaboración del calendario de competencias y descanso; concertar el el estatuto del jugador, el código disciplinario y la minuta única de contrato de trabajo obligatorio; incluir pólizas de salud complementarias y adoptar protocolos que en efecto permitan reaccionar a la violencia de género, el acoso laboral y la discriminación.

Acolfutpro hace dos meses que ha pedido el diálogo como vía para llegar a un entendimiento, pero la Dimayor y la fFederación Colombiana de Fútbol han respondido con amenazas a la estabilidad laboral de los profesionales.