Prensa colombiana destaca VII Torneo FIFPro America

Con el objetivo de que los futbolistas sin contrato puedan mostrarse y recibir oportunidades laborales en algún equipo profesional, desde el año 2011 las asociaciones de jugadores de Sudamérica, reunidas en la división América de la FIFPro, organizan el Torneo América FIFPro, algo así como una Copa América a la que cada país lleva una selección.

Colombia ha obtenido buenas presentaciones en este certamen. De hecho, en 2013 se quedó con el título, gracias a una brillante presentación de Johan Arango, quien fue declarado el mejor jugador del torneo y tras ese evento pasó a las filas del Once Caldas de Manizales.

Este año, el torneo se jugará en la ciudad de Cali, en las canchas del Club Farallones. Brasil (Fenapaf), Uruguay (Mutual de Jugadores), Costa Rica (Asojupro), Perú (Safap), México (Cdjugador) y Colombia (Acolfutpro) serán los protagonistas de esta competencia deportiva, a realizarse entre mañana y el jueves. Serán cerca de 200 deportistas buscando el mismo sueño: conseguir un contrato que les permita seguir con sus carreras futbolísticas.

El torneo tendrá una primera fase de grupos de tres equipos que jugarán entre sí para definir el primer lugar y el cupo a la gran final. Los segundos lugares de cada grupo definirán el tercer y cuarto lugares, así como los terceros de cada grupo definirán el quinto y el sexto puestos. “Quiere decir que cada equipo disputará el mismo número de partidos, lo que garantiza que los jugadores puedan demostrar sus capacidades en igualdad de condiciones para que se fijen en ellos”, asegura a El Espectador Carlos González Puche, presidente de la Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) y vicepresidente de la FIFPro América, quien además destacó que “tenemos garantizada la presencia de varios directivos y representantes de los clubes para que los jugadores tengan la oportunidad de mostrar sus condiciones y de ser contratados. Ojalá todos los participantes se luzcan y puedan conseguir empleo nuevamente”.

El equipo colombiano

José Mera disputó en su carrera un total de 455 partidos. Debutó en 1999 con el Deportes Quindío y se retiró hace dos años con el Depor FC, hoy Atlético FC. Durante sus 16 años de profesional, este defensor central estuvo además en equipos grandes como Independiente Medellín, Deportivo Cali, Millonarios y Libertad de Paraguay. Una vez retirado, su sueño fue ser entrenador y desde hace un año ha podido desempeñar esta función en el equipo de jugadores sin contrato de la Acolfutpro.

“El ambiente es complejo, porque llegan muchos jugadores con problemas económicos y desmotivados por no ser tenidos en cuenta por parte de los equipos profesionales. Así que lo principal es trabajar en la parte motivacional, convencerlos de que son buenos y siendo disciplinados en nuestros entrenamientos podrían despegar nuevamente como futbolistas”, asegura Mera, quien dirigió el equipo colombiano el año pasado en el América FIFPro en Costa Rica y obtuvo un digno tercer lugar. En ese certamen, uno de los goleadores fue el delantero vallecaucano Edixon Perea, quien iba a jugar en este año, sin embargo por un problema de salud tuvo que ser internado en una clínica de Cali y no pudo volver a los entrenamientos.

Las grandes dificultades que se tienen para armar este equipo es que muchas veces no se cuenta con jugadores en todas las posiciones, así que hay que improvisar. O también lo que ocurre es que como este es un servicio social de la Acolfutpro (no se les cobra a los jugadores), hay veces en que los futbolistas van unos días a entrenar pero no vuelven. “También hay noticias positivas, como que algún jugador es llamado por parte de un club profesional, le firman contrato y por eso no vuelve con nosotros”, destaca Mera. Esa situación ocurrió, por ejemplo, con el lateral Iván Vélez, quien estuvo con el equipo de Acolfutpro hasta hace unos días, cuando el América de Cali lo contrató.

En total serán 17 futbolistas los que integrarán el equipo colombiano en este torneo, entre los que se destacan los defensores Nelson Rivas, con pasado en River Plate de Argentina o Inter de Milán de Italia; Bréiner Bonilla, ex Boca Juniors de Argentina, o los atacantes Edwards Jiménez y William Zapata. “Hay jugadores experimentados, pero también juveniles que no han podido tener continuidad en clubes profesionales”, destaca el entrenador José Mera.
Por Luis Guillermo Montenegro
Diario El Espectador de Cali.